1825 – Fallecimiento en Berlín (Alemania) del bajo LUDWIG FISCHER. Había nacido en Mainz (Alemania) el 18 de agosto de 1745. Estudió con Anton Raaff, en Mannheim. Contratado como cantante en la Corte de Mannheim, 1772, se trasladó con ella a Munich en 1778. Cantó ópera en Viena (1780-83, creando el rol de Osmín en “El Rapto en el Serrallo” de Mozart, París (1783), Praga y Dresde (1785), Londres (1794).

Fuente:
Hamilton, David – THE METROPOLITAN OPERA ENCYCLOPEDIA

——————————

Amalie Materna1844 – Nacimiento en St. Georgen (Austria) de la soprano AMALIE MATERNA. Comenzó su carrera en Graz (1865) y cantó operetta en el Karlstheater de Viena. En la Opera Imperial de Viena debutó como Sélika (L’Africaine), 1869; permaneció en el elenco por veinticinco años, creó el rol titular de Die Königin von Saba de Goldmark (1875). Materna cantó la primer Brünnhilde en el primer Anillo en Bayreuth (1876) y la primer Kundry en Parsifal (1882); también cantó la primer Walküre de Viena (1877) y en el primer Siegfried (1878); además cantó el rol de Brünnhilde en el primer Anillo de la Opera de Berlín (1881). En su única presentación en el Metropolitan de Nueva York, cantó diecinueve funciones como Elisabeth (debut, 5 de enero de 1885), Valentine (Les Huguenots), Rachel (La Juive) y la Brünnhilde de Die Walküre. Reapareció en Nueva York con la compañía de Damsroch (1894), luego enseñó en Viena. AMALIE MATERNA falleció en Viena, el 18 de enero de 1918.

Fuente:
Hamilton, David – THE METROPOLITAN OPERA ENCYCLOPEDIA

——————————

1895 – Fallecimiento en Château-Puys (cerca de Dieppe, Francia) de la soprano MARIE MIOLAN-CARVALHO. Había nacido en Marsella (Francia) el 31 de diciembre de 1827.  Estudió con su padre, el oboísta François Félix-Miolan, luego con Duprez en el Conservatorio de París; debutó con el nombre de Marie Miolhan en fragmentos de Lucia di Lammermoor y La Juive (Opera de París, 1849). Después de su casamiento con Léon Carvalho en 1953, cantó como Caroline Carvalho. En el Théâtre-Lyrique, creó cuatro heroinas de Gounod: Marguerite (Faust, 1859), Baucis (Philémon et Baucis, 1860), Mireille (1864) y Juliette (Romeo et Juliette, 1867). Fue una sensacional protagonista de Dinorah en el Covent Garden de Londres (1859). También se presentó exitosamente en Berlín y San Peterburgo. Se retiró en 1885.

Fuente:
Hamilton, David  – THE METROPOLITAN OPERA ENCYCLOPEDIA

——————————

Carl Orff1895 – Nacimiento en Munich (Alemania) del compositor CARL ORFF.  Estudió música y composición desde 1920 en la “Akademie der Tonkunst” (Academia de las artes acústicas), su ciudad natal. Dirigió algunas obras de teatro y en 1924 fundó junto a la bailarina Dorothea Günther una academia para enseñar música y baile a niños. Desde los comienzos dedicó su investigación a la naturaleza del sonido y del ritmo, así como de las relaciones entre música y movimientos corporales. Resultado de estos estudios fueron sus teorías sobre la enseñanza de la música, que expuso en una obra titulada Schulwerk (Trabajo escolar), en la que se concede especial importancia a la educación musical de los niños.
Orff es sobre todo conocido por “Carmina Burana”, obra que se estrenó en Francfort del Meno en 1938. Se trata de una cantata escénica basada en los goliardos de los siglos XII y XIII. Es la primera de Trionfi, una trilogía que también incluía “Catulli Carmina” (1943) y “Trionfo di Afrodita”, que reflejaba su interés por la poesía alemana medieval y por la lírica grecolatina, ya que la letra de los “Catulli Carmina” es obra de Cayo Valerio Catulo (el prólogo y el epílogo sí son creación de Orff) y “Trionfo di Afrodita” es una selección de textos de Catulo, Safo y Eurípides.
A pesar de la “modernidad” que hay en algunas de sus técnicas de composición, Orff es capaz de capturar, en la trilogía, el espíritu de la Edad Media con ritmos contundentes, pegadizos y armonías elementales. Los poemas medievales, escritos en una antigua forma de alemán y en latín, eran frecuentemente de carácter lúdico, a veces picantes pero sin ser nunca obscenos.
En los círculos pedagógicos es recordado por su Schulwerk, compuesto entre 1930 y 1935, traducido como Música para niños. Su simple instrumentación permitía incluso a niños sin formación musical ejecutar la pieza con facilidad. La mayor parte de su vida Orff trabajó con niños, utilizando la música como herramienta educacional. Tanto la melodía como el ritmo generalmente están determinados por las palabras en alemán. Años después fueron traducidas por Guillermo Graetzer, que las adaptó al español. Su estilo ha sido repetido por los numerosos músicos que siguieron con él clases magistrales. Citaremos por ejemplo al compositor neozelandés Edwin Carr (1926-2003).
Orff era reacio a llamar a sus obras simplemente óperas. Por ejemplo, consideraba “Der Mond” («La Luna») (1939) como una märchen-oper: una ‘ópera de cuento de hadas’. “Die Kluge” («La intelectual»), de 1943, pertenecería a la misma categoría. En ambas se encuentra el mismo sonido medieval, sin copiar, en efecto, los giros musicales del período. Las melodías, los ritmos y, con ellos, el texto, son tan memorables que pueden ser recordados años después de haber sido escuchados, lo cual es una prueba de una singular e impecable unión de palabras y música.
Del mismo modo en años distintos compone un tríptico, “Ludus de Nato Infante Mirificus”, “Comoedia de Christti Resurrectione” y “Astutuli”. […]
Después de finalizar la II Guerra Mundial, Carl Orff tuvo problemas para conseguir trabajo debido, principalmente, a su controvertido nexo con el nazismo.1
De su ópera “Antígona” (1949) Orff dijo específicamente que no era una ópera, sino una vertonung, una “composición musical” de la antigua tragedia. El texto es una excelente traducción alemana de Friedrich Hölderlin de la obra de Sófocles. La orquestación, particularmente en el área de la percusión, es más que formidable. Hay quién lo ha llamado estilo minimalista, lo cual es correcto en términos de línea melódica, pero acierta el contenido emocional de la obra original con facilidad.
Del mismo modo compone “Oedipus der Tyrann” («Edipo Rey» o «Edipo El Tirano») 1959, una composición rica en percusiones, y melodía trágica muy arraigada a la obra de Sófocles. El estreno tuvo lugar en Munich con la Orquesta Sinfónica y Coro de la Radio Difusión de Baviera, bajo la dirección de Rafael Kubelik, todo basado en un conjunto de diálogo recto y cantado.
Una composición de la tragedia de Esquilo es “Prometheus”, con una forma de composición que reunía las cualidades del todos los anteriores trabajos, la única diferencia es cantada en griego Antiguo.
Su último trabajo, “De Temporum Fine Comoedia” (‘Una obra del fin del tiempo’) contiene tres partes singulares de este trabajo. Las Sibilas que leen el Oráculo Délfico -aquí hace constar desde la antigua Grecia el fin del mundo-. La segunda parte son los Anacoretas, una especie de monjes consagrados a escribir los designios de Dios, y que presentían el fin del mundo de una manera trágica hacia los seres humanos desde el punto de vista apocalíptico. La tercera parte es “Dies Illa” (Será un Día) en donde el momento del tormento o Juicio Final ha llegado a la Tierra. Época medieval, entre horror, temor, angustia; el miedo que invade a los hombres resurge de las tinieblas Satanás y al encuentro con Dios pide perdón “Pater Peccavi”, entre un mundo desolado sólo se oye un sonido de cuerdas muy raro en las composiciones del maestro Orff, donde el mundo queda destruido. Acaso un misterio; o como los demás compositores una especie de Réquiem a sí mismo.
La obra se estrenó en el Festival de música de Salzburgo el 20 de agosto de 1973, dirigida por Herbert von Karajan e interpretada por la Orquesta y coro sinfónicos de la Radio de Colonia. En este trabajo muy personal, Orff presentó un “misterio” (obra medieval) en el que resumía su punto de vista del fin del tiempo, cantado en griego, alemán y latín.
CARL ORFF falleció en Munich, el 29 de marzo de 1982.

Fuente:
Wikipedia – La enciclopedia libre

——————————

Sergei Lemeshev1902 – Nacimiento en Knyazevo (Rusia) del tenor SERGEI LEMESHEV. Estudió en el Conservatorio de Moscú y con Stanislavski. Debutó en Sverdlovsk, en 1926. Se presentó en Harbin, Manchuria (1927-29) y Tiflis (1929-31). Se unió al Bolshoi de Moscú, en 1931 cantando en dicho teatro hasta 1961. Su interpretación consagratoria ha sido Lensky de “Eugen Onegin”. Otros roles importantes en su carrera han sido: Vladimir (“Príncipe Igor”), Tsar Berendei de “La doncella de nieve”, Gerald de “Lakmé”, Levko en “Noche de Mayo” de Rimsky Korsakov, Boyan en “Ruslan y Luzmila” de Glinka, el rol titular de “Faust” y Roméo “Roméo et Juliette” de Gounod e Il Duca di Mantova de “Rigoletto” de Verdi.  También ha sido un exitoso cantante de concierto.  Al retirarse de la escena se desempeñó como profesor en el Conservatorio de Moscú.
SERGEI LEMESHEV falleció en Moscú el 26 de junio de 1977.

Fuente:
Hamilton, David – THE METROPOLITAN OPERA ENCYCLOPEDIA

——————————

Ebe Stignani1903 – Nacimiento en Nápoles (Italia) de la mezzosoprano EBE STIGNANI. Estudió en el Conservatorio de San Pietro a Majella con Russomandi, De Nardis y Roche, en piano, armonía y canto, respectivamente. Debutó en el San Carlo de su ciudad natal, en 1925, con Rigoletto, Aida, la Meg de Falstaff y Norma. En 1927 se presentó por primera vez en La Scala con Der Freischütz, La Gioconda y Götterdämerung. Ese mismo año triunfó en Buenos Aires con Hänsel y Gretel y Norma, y en Río de Janeiro con Il Trovatore. Desde entonces se convirtió en una primera figura de los principales teatros italianos y extranjeros. En La Scala cantaría La Favorita, en 1933, y Samson et Dalila cuatro años después. Allí continuó siendo la principal mezzo-soprano durante veinte años más, hasta ser sustituida por la Simionato. En 1933, 1953 y 1954 volvió a Buenos Aires.
En 1937 se hizo conocer en el Covent Garden, en Munich y en Berlín con Aida. En 1940 y 1941 triunfó en Semiramide, en el Maggio Musicale Fiorentino, y con el Orfeo de Gluck en La Scala. En 1938 debutó en los Estados Unidos con Cavalleria rusticana, en la Opera de San Francisco. A la compañía del maestro Mérola regresaría diez años más tarde para interpretar Falstaff (Quickly) y repetir su exitosa Santuzza. En 1947 obtuvo un triunfo sensacional en el Théâtre des Champs Elysées de París con Il Trovatore y La Favorita. En 1947-1950 actuó en el San Carlo de Lisboa y en el Liceo de Barcelona.
En 1949 estuvo en Los Angeles y luego actuó en varias temporadas en Chicago; en 1955 cantó en esta última ciudad un Trovatore con Callas, Björling y Bastianini. Su debut en el Metropolitan nunca se pudo concretar. En 1951 fue aplaudida en la Opera de París con Un ballo in maschera. En 1952 hizo un triunfal retorno al Covent Garden con Il Trovatore y Norma. Se retiró definitivamente en 1958.
EBE STIGNANI falleció el 5 de octubre de 1974.
Su voz fue voluminosa y clara, con un privilegiado registro agudo. En los centros el timbre parecía demasiado incoloro, y la cantante trataba de corregir esa carencia disfrazando las vocales, especialmente la e.
Los graves -bien colocados en el pecho- fueron siempre sonoros, aunque las frases que se introducían rápidamente en ese registro no le permitían una adecuada preparación de los mismos, que surgían débiles y algo ahogados. Su físico, poco agraciado, la hizo siempre inadecuada para papeles como Dalila o Carmen si bien los abordó con relativa asiduidad. Se hizo famosa por sus desplazamientos señoriales y lentos, habiéndose destacado en Amneris, Eboli y Ulrica.
Abordó el repertorio de coloratura con cierta comodidad, pero sin virtuosismo, y fue Adalgisa de una interminable serie de Normas, desde Arangi-Lombardi a Callas.

Fuente:
Patrón Marchand, Miguel – 100 GRANDES CANTANTES DEL PASADO

——————————

1913 – Nacimiento en Borisovo (Bulgaria) de la soprano LJUBA WELITSCH. Su verdadero apellido era Velicková. Estudió canto con Gyorgy Slatov en el Conservatorio de Sofía para luego trasladarse a esa ciudad. Su debut se produjo en Sofía (1934) en un pequeño papel de Louise de Charpentier. Entre 1937 y 1941 fue artista de la ópera de Graz. A partir de la última fecha se trasladó a Hamburgo por un par de temporadas. Entre 1943 y 1945 tuvo tuvo activa participación en la Opera del Estado de Munich y entre 1942 y 1944 actuó en la Volksoper de Viena, donde tuvo ocasión de encarnar por primera vez a Salomé. Desde 1946 fue miembro activo de la Opera del Estado de Viena, cantando los personajes principales de títulos como Madama Butterfly, Pagliacci, Manon Lescaut, La Fanciulla del West, Tannhäuser (Elisabeth), Otello, Cosí fan tutte (Fiordiligi) y Elekra (Chysotemis). Visitó Londres en 1947 con la compañía de la ópera vienesa y fue aplaudida como Salomé y Donna Anna de Don Giovanni. Volvió al Covent Garden hasta 1952 como artista invitada para Aida, La Dama de Pique (Lisa) y Tosca. El Festival de Salzburgo le abrió sus puertas en 1946 con la Donna Anna, repitiendo el personaje en 1950. En 1948 se presentó en Edimburgo con la troupe de Glyndebourne, regresando al año siguiente para la Amelia de Un ballo in maschera junto al brillante Riccardo de Mirto Picchi.
Welitsch debutó en el Metropolitan el 4 de febrero de 1949 con Salomé a la que siguió pronto Aida. En 1950 cantó su Donna Anna y se aproximó a Tosca. Su último papel cantando para la compañía fue Musetta en La Bohème. Regresó en 1972 para algunas funciones de La Fille du Regiment en el rol hablado de la duquesa de Krakentorp. La carrera europea de Ljuba continuó hasta 1959, mayormente en partes de carácter. Su despedida de la escena tuvo lugar en la ópera El revisor de Egk. Posteriormente dedicó sus esfuerzos al teatro, el cine y la televisión. En 1959 fue invitada a cantar en la gala de Die Fledermaus de Decca, dirigido por Karajan: su voz muestra allí una gran sugestión.
LJUBA WELITSCH falleció el 31 de agosto de 1996.
Artista de carrera relativamente corta no dudó en exponer a los más extenuantes esfuerzos a su órgano vocal al servicio de la expresividad de sus personajes. Fue dueña de un timbre lírico y plateado, muy bien proyectado, sin dificultades a través de toda la gama. Galvanizó a sus públicos como actriz y su nombre fue sinónimo de Salomé, siendo hasta hoy día un punto de comparación para cualquier soprano que aborde el personaje. También en los otros roles que adoptó dejó un recuerdo muy especial. Su belleza física fue legendaria.

Fuente:
Patrón Marchand, Miguel – CALLAS y 99 CONTEMPORÁNEOS

——————————

Josephine Veasey1930 – Nacimiento en Peckham (Inglaterra) de la mezzosoprano JOSEPHINE VEASEY. Debutó en 1953, perteneció al elenco de Glyndebourne, el Covent Garden de Londres y actuó – entre otros- en Paris Opera, Aix-en-Provence Festival, La Scala, Viena , Salzburgo, Metropolitan Opera, San Francisco Opera, retirándose del escenario en 1982 como Herodías en “Salomé” de Richard Strauss.
Sus principales personajes han sido Cherubino en “Le nozze di Figaro”, Dorabella, Marina, Preziosilla, Eboli, Amneris, Carmen, Charlotte, Oktavian y posteriormente papeles wagnerianos y de mayor peso vocal como Waltraute, Fricka, Brangäne, Venus, Kundry, Didon, Casandra, Marguerite (“La damnation de Faust” de Berlioz).
En repertorio italiano belcantista actuó en “Beatrice di Tenda” junto a Joan Sutherland y Luciano Pavarotti y como Adalgisa en las célebres representaciones de “Norma” en 1974 en el Théâtre Antique d’Orange junto a Montserrat Caballé y Jon Vickers. En Londres grabó el “Réquiem” de Verdi dirigido por Leonard Bernstein junto a Martina Arroyo y Plácido Domingo, más tarde Herbert von Karajan la requirió para Fricka en la integral de “El anillo del nibelungo” junto a Dietrich Fischer-Dieskau, Thomas Stewart y Régine Crespin.
Participó en estrenos de óperas de Britten, Tippett y Henze y fue favorita de directores como Sir Colin Davis, especialmente en su revaloración de Berlioz, y Georg Solti.

Fuente:
Wikipedia – La enciclopedia libre

——————————

Helen Donath1940 – Nacimiento en Corpus Christi (Texas, EE. UU.) de la soprano HELEN DONATH. Estudió en el Del Mar College (Corpus Christi) y luego con Paola Novikova en Nueva York. A principios de la década del 60 se estableció en Alemania, primero en Colonia y luego en la Ópera de Hannover donde conoció a su esposo, el pianista y director de orquesta alemán Klaus Donath. La pareja tiene un hijo que se dedica a la dirección de escena.
En 1967, cantó Pamina en “La flauta mágica” de Mozart en el Festival de Salzburgo iniciando una larga asociación con el festival hasta 2006 donde cantó la criada Despina en “Cosi fan tutte”. Ha cantado entre otras casas líricas en La Scala, Metropolitan Opera, Ópera Estatal de Baviera, Ópera Estatal de Viena, Covent Garden y la Ópera Alemana de Berlín.
Particularmente asociada con obras de Bach, Mozart, Haydn, Schumann y Richard Strauss, ha sido requerida por directores como Karl Richter, Wolfgang Sawallisch, Rafael Kubelík, Georg Solti -con quien grabó Sophie de “El caballero de la rosa” junto a Régine Crespin- Giuseppe Patané, Helmut Rilling, Colin Davis y Herbert von Karajan, grabó Eva en “Los maestros cantores de Núremberg” y “El oro del Rhin” junto a Dietrich Fischer-Dieskau.
Se ha destacado en roles de soprano lírica como Melisande en “Pélleas et Melisánde” de Debussy, Susanna, Zerlina, Ilia y Fiordiligi (Mozart), Mimi y Lauretta de Puccini, Sancta Susanna de Hindemith, Gretel en “Hansel y Gretel”, Marzellina en “Fidelio”.
En la madurez de su larga carrera abordó roles de mayor envergadura con notable suceso: La Mariscala de “El caballero de la rosa”, Elisabeth de “Tannhäuser”, Agata de “Der Freischütz”, la Condesa de “Las bodas de Fígaro”, Desdémona en “Otello”, la gobernanta en “The turn of the screw” de Britten y Rosalinda en “Die Fledermaus” de Strauss.
Es distinguida recitalista en Lieder de Schubert, Wolf, Schumann, Mahler, Reger, Strauss, en canciones populares y opereta.

Fuente:
Wikipedia – La enciclopedia libre

——————————

Juliane Banse1969 – Nacimiento en Tettnang (Alemania) de la soprano JULIANE BANSE. Comenzó a tocar el violín a los cinco años y estudió Ballet en la Opera de Zurich, donde también actuó años más tarde. Inició sus lecciones de canto a los 15 años, con Paul Steiner y Ruth Rohner (Opera de Zurich) y posteriormente con Brigitte Fassbaender y Daphne Evangelatos, en Munich.
Ha obtenido numerosas Becas y Premios. En junio de 1989 obtuvo el Primer Premio en el Concurso del Kulturforum, Munich y en 1993 el ‘Grand Prix Franz Schubert’, otorgado por el ‘Franz Schubert Institute’, por su excelente interpretación de las obras de este compositor.
Ha grabado ‘Lieder’ de Othmar Schoeck; ‘Duetos’ de Brahms, Dvorák y Reger con Brigitte Fassbaender; Schumann junto a Olaf Bär y Helmut Deutsch (EMI); ‘Lobgesang’ de Mendelssohn con Ashkenazy (DECCA); ‘Christmas Oratorio’ de Bach con Windsbacher Knabenchor; ‘Paulus’ de Mendelssohn con Rilling; ‘Altenberg Lieder’ de Berg y ‘Lulu-Suite’ con la Vienna Philharmonic y Abbado (DGG) y la Sinfonía Nº 4 de Mahler con la Cleveland Orchestra y Pierre Boulez (DGG).

Fuente:
Website de la  Universidad de las Palmas de Gran Canaria – http://www.ulpgc.es/

——————————

Jean Madeira1972 – Fallecimiento en Providence (Rhode Island, EE. UU) de la mezzosoprano JEAN MADEIRA. Había nacido en Centralia (Illinois, EE. UU.) el 14 de noviembre de 1918. Estudió en la Juilliard School; debutó -usando el nombre de Jean Browning- en Martha, en la Chautauqua Opera, en 1943. En 1947 se casó con el director de orquesta Francis Madeira y a partir de entonces usó su apellido. En 1948, debutó en el Metropolitan Opera de Nueva York como la Primera Norna en Gotterdämmerung, comenzando su firme ascenso con los siguientes roles: Amneris, Azucena, Ulrica, Orfeo y Dalila. En 1954, comenzó una serie de actuaciones en Europa (Londres, Estocolmo, Munich y Salzburgo).  En 1955 cantó Carmen en la Opera de Viena obteniendo un gran suceso.  Luego cantó el rol de Erda en el Festival de Bayreuth (1956 y 1957). En 1956 cantó Klytämnestra, de Elektra, de Richard Strauss, en el Festival de Salzburgo.  En 1960 grabó ese rol dirigida por Karl Böhm junto a Inge Borkh, Marianne Schech y Dietrich Fischer Dieskau.
Desde su debut en 1948 cantó casi 300 funciones en el Metropolitan Opera de Nueva York en 41 roles, destacándose sus interpretaciones de Carmen, Klytämnestra y Erda.  En 1968, creó el rol de Circe en el estreno mundial de Ulisse de Dallapiccola (Opera de Berlín). Se retiró de la escena en 1971.

Fuente:
Hamilton, David – THE METROPOLITAN OPERA ENCYCLOPEDIA

——————————

Maria Jeritza1982 – Fallecimiento en Orange (Nueva Jersey) de la soprano MARIA JERITZA. Había nacido en Brno (República Checa) el 6 de octubre de 1887. Su verdadero apellido era Jedlitzka. Hizo sus primeros estudios de música en Brno, Olmutz y Praga; se perfeccionó años más tarde con Marcella Sembrich en Nueva York. En 1910 debutó en Olmutz en el papel de Elsa (Lohengrin); posteriormente obtuvo un contrato con la Volksoper, y luego con la Hofoper de Viena, donde cantó Aphrodite de Oberleithner, en 1912. Participó después en el estreno mundial de Ariadne auf Naxos, de Richard Strauss, en Stuttgart. En 1913 encarnó a Minnie (Fanciulla del West), con motivo del estreno vienés de esa ópera, en presencia de Puccini, el cual quedó muy impresionado con las condiciones de la cantante.
En 1918 fue primera intérprete de la Emperatriz en Die Frau ohne Schatten, de Strauss, y de Marietta en Die Tote Stadt, de Korngold. Esta última obra le abriría las puertas del Metropolitan, el 19 de noviembre de 1921; recibió nutridos aplausos. Otros papeles en esa sala fueron: Elsa (Lohengrin); Sieglinde (Die Walküre); Octavian (Rosenkavalier); Thaïs; Elisabeth (Tannhäuser); Fedora; Jenufa: Maliella (I gioielli della madonna); Turandot; Iolanthe; Carmen; Helena (Ägyptische Helena de Strauss); Minnie (Fanciulla del West); Senta (Fliegende Höllander); Boccacio y Renée de Faure, en Donna Juanita. Muchas de estas óperas fueron estrenas por ella en el Met.
En 1932 fue, junto a Gigli, uno de los pocos artistas que abandonaron la compañía a causa de la reducción de los cachets. En 1935 debutó en el Covent Garden con Tosca; permaneció allí sólo dos temporadas. Actuó en la Opera de Chicago y en la American San Carlo Company. En Viena cantó hasta poco antes de su primer alejamiento de la escena. En 1937 se despidió del público de Nueva York en un aplaudido concierto realizado en el Carnegie Hall. Esa misma sala sería escenario de un sensacional retorno en 1946.
En 1948 cantó Tosca con Giovanni Martinelli. En 1950 fue Salomé en Viena. Al año siguiente encarnó a Rosalinde en una versión en inglés de Die Fledermaus, en el Metropolitan. Hasta 1954 cantó activamente en Viena; se despidió definitivamente con La fanciulla del West.
Esta soprano poseyó una belleza fuera de lo común, la que sumada a sus envidiables dotes escénicas la hicieron ideal para los felinos movimientos de personajes como Salomé.
Se solía decir que, con la Cavalieri, la Fremstad y la Farrar, había introducido el “sex-appeal” en el arte lírico. A sus interpretaciones les faltaba ocasionalmente suficiente mesura, y tendía a menudo a la demagogia cuando se encontraba apoyada por un público favorable.
Supo protagonizar escenas violentas con colegas como Gigli y Scotti, que incluso salieron lesionados por los embates de la temperamental diva.
Podemos decir que Jeritza poseyó un órgano vocal provilegiado, de timbre claro y punzante y de considerable volumen. La emisión era irregular y muchos críticos le señalaron fragmentos en los cuales su voz surgía forzada y destemplada.
Evitó a Verdi, el “Bel canto” y las heroínas dramáticas wagnerianas. No acertó en la interpretación de algunos de sus personajes preferidos, como Thaïs y Carmen, pero fue una descollante Turandot, Minnie, Jenufa, Fedora y Tosca.
También brilló en la operetta, género que fue exhumado por Gatti-Casazza para ella: Bocaccio, Donna Juanita, y más tarde, en la era de Bing, Die Fledermaus.
Con Ponselle, Easton y Rethberg -cada una en su especialidad- encabezó el sólido grupo de sopranos dramáticas del Met en la década 1920-30.

Fuente:
Patrón Marchand, Miguel – 100 GRANDES CANTANTES DEL PASADO

——————————

Bruna Castagna1983 – Fallecimiento en Pinamar (Argentina) de la mezzosoprano BRUNA CASTAGNA.  Había nacido en Bari (Italia) el 15 de octubre de 1905. Debutó en Mantua, en 1925, en el papel de Marina, en Boris Godunov. Llegó a La Scala el mismo año, y actuó hasta 1928, y luego de 1932 a1934. El 2 de marzo de 1936 debutó en el Metropolitan como Amneris (Aida), a la que siguieron Azucena (Il Trovatore); Maddalena (Rigoletto); Santuzza (Cavalleria rusticana); Carmen; Laura (La Gioconda); Adalgisa (Norma); Dalila (Samson et Dalila); Quickly (Falstaff) y Ulrica (Un ballo in maschera).
Cantó en Nueva York hasta 1945. Se retiró muy joven de la escena. Su hermana María, conocida con el apellido Falliani, tuvo una prolongada actuación en Italia durante las décadas del 20 y 30.
Durante su permanencia en el Metropolitan, Bruna Castagna se sumó al grupo de artistas de esa compañía que viajaban anualmente al Colón de Buenos Aires, durante la Segunda Guerra Mundial.
Su escaso o casi nulo acercamiento a los micrófonos ha sido la causa fundamental de que no se la conozca adecuadamente, ni se aprecie en forma su estatura artística de gran relieve.
Afortunadamente existe gran número de grabaciones “del vivo” que la muestran en la plenitud de sus medios; nos hace llegar un timbre pastoso y algo melancólico, una gama extendida tanto al grave como al agudo, y sobre todo, una condición interpretativa superior a la de muchas colegas contemporáneas.
La voz de Castagna, más oscura y colorida que la de Ebe Stignani, y mucho más ágil que la de Fedora Barbieri, tiene un único parangón en Giulietta Simionato, su casi coetánea, que hizo gran carrera en años posteriores.
Fue una notable Adalgisa, mucho más lograda que las desenfocadas Normas -Milanov, Caniglia o Cigna- que le tocaron en esa época de extravío estilístico.
Se recomienda especialmente escuchar algunas de esas ediciones privadas de Aida, Norma, Cavalleria rusticana o Un ballo in maschera, a los efectos de descubrir a una artista verdaderamente excepcional.
La grabación del Requiem de Verdi tomada en 1940 con motivo de una ejecución de la NBC con Toscanini, la muestra soberana en su canto; y muy superior por cierto a los erráticos Milanov y Björling, que penan con la afinación y la métrica de la obra.

Fuente:
Patrón Marchand, Miguel – 100 GRANDES CANTANTES DEL PASADO

——————————

Werner Egk1983 – Fallecimiento en Inning (Baviera, Alemania) del compositor WERNER EGK. Había nacido en Auchsesheim (Baviera) el 17 de mayo de 1901. Estudió bajo la dirección de Carl Orff. Desde 1936 a 1940 fue director de la orquesta de la Ópera del Estado de Berlín; desde 1950 fue director del Conservatorio de la misma ciudad. Ha escrito las óperas: “Die Zaubergeige” (Francfort, 1935) y “Peer Gynt” (Berlín, 1939); ópera radiofónica “Columbus” (1933, representada más tarde escénicamente); ballet “Joan von Zarissa” (1941); “Abraxas” (1948); “Ein Sommerlag” (1950); cantata “Job der Deutsche” (1933), “Olympische Festmusik” (medalla de oro Juegos Olímpicos 1936), la suite orquestal “Geórgica”, “Cuatro canciones italianas” para tenor y orquesta, Concierto para violín y orquesta, 6 Miniaturas para orquesta de cámara; etc

Fuente:
Della Corte, A.; Gatti, G. M. – DICCIONARIO DE LA MÚSICA